Cuando nos sometemos a una cirugía, ya sea por salud o estética, nuestro organismo soporta un gran estrés que puede ser mental, físico o emocional.  Y para frenar los radicales libres que son producidos en estos casos, nuestro cuerpo necesita de nutrientes para evitar daños al organismo.

El cuerpo aumenta el uso de oxígeno después de una cirugía ya que el tejido en cuestión  necesita un mayor flujo de nutrientes para recuperarse.  Por eso es importante una buena dieta rica en calorías.  El sistema inmunológico también se debilita,  poniendo al paciente en riesgo de inflamaciones e infecciones ya que las enzimas celulares y la composición de las membranas sufren alteraciones significativas.  Así, una dieta rica en antioxidantes es de mucha  relevancia  en la nutrición postquirúrgica, hasta incluso para mejorar la cicatrización y reducir edemas.

La suplementación con proteínas de alto valor biológico se completa con los aminoácidos esenciales, y es muy importante para ayudar a reconstruir los tejidos.  La proteína de suero de leche (Whey Protein) es un buen suplemento a tener en cuenta ya que nos aporta Glutamina, BCAA’s, Calcio y aminoácidos esenciales.

En un estudio realizado por la Dra. Liane Beringhs Msc sobre el Whey Protein, “Suplementación Postcirugía Bariátrica”(Procedimiento quirúrgico para tratar la obesidad), tenemos los siguientes apuntes: “Whey es una rica fuente de Cisteína.  Tanto WPC (Whey Protein Concentrate) como WPI (Whey Protein Isolate)contienen una concentración de Cisteína al menos cuatro veces  mayor que otras fuentes de proteína existentes, siendo excelentes donantes de estos aminoácidos para los tejidos (Bucci & Unli, 2000)…  Varios estudios demuestran  que cuando comparamos otras fuentes de proteínas, la Whey  tiene  la mayor capacidad  de estimular el sistema inmune por el aumento de producción de GSH4 (Glutatión) (Low; Rutherfurd et al., 2001)”.

Existen nutrientes que merecen una atención más que especial: Teniendo en cuenta el sistema inmunológico, debemos pensar en el órgano produce la mayor cantidad de células de defensa, el intestino, que produce cerca del 75% de estas células.  Y para que se cree una barrera de defensa, podríamos usar los aminoácidos esenciales y la Glutamina para la síntesis proteica y también para la replicación celular.

Otro nutriente que ayuda en la buena manutención del sistema inmunológico es la fibra. La nutricionista especializada en Nutrición Clínica y Deportiva,  Mónica Antúnez Forte,  garantiza que para una buena recuperación del organismo, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la reconstrucción de los tejidos, las proteínas, el omega 3, así como las vitaminas y la fibra son de mucha importancia.  La fibra se pueden encontrar en las legumbres, avena, leguminosas y frutas (principalmente en la manzana).

  • rotatore_42__1


  • rotatore_5__3

Otras vitaminas importantes para la recuperación después de una cirugía son las Vitaminas A, E y C.  La Vitamina A ayudará en la manutención de la estructura e integridad funcional de las células epiteliales,  así como a mantener el sentido de la vista. La Vitamina C es necesaria para la quimiotaxis de neutrófilos y monocitos.  También es una gran precursora del colágeno, necesario para la cicatrización. Y la Vitamina E es importante para las membranas, tejido epitelial  y mucosas.

Tened siempre en cuenta que una buena nutrición y suplementación es un factor esencial para la recuperación de cualquier persona que haya tenido una cirugía, además de cuidados médicos y farmacológicos.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para mayor información:información sobre las cookies ACEPTAR