En el artículo anterior comentábamos por qué los atletas que poseen fibras musculares de contracción lenta suelen resistir mejor la fatiga, y ahora es el momento de continuar con la explicación de “¿Por qué no puedo levantar más peso que otra persona?”.
Mientras que estos atletas eran mucho más ágiles, aquellos en cuyo cuerpo predominan las fibras musculares de contracción rápida tienen más corpulencia, y sus músculos son más grandes. Las fibras de contracción rápida pueden dividirse en dos subtipos, a saber: de contracción y oxidativas.

Fibras musculares de contracción rápida tipo IIX

Las fibras musculares de contracción rápida tipo IIX se descubrieron alrededor del año 1980, y su característica más notoria es que posee pequeñas cantidades de mitocondrias, que son las causantes de que estos atletas sientan mucha más fatiga, y más rápidamente, con respecto a sus compañeras (las fibras musculares de contracción rápida).
No obstante, no todo son malas noticias, ya que la ventaja que tiene este tipo de fibras consiste en que no necesitan oxígeno para producir ATP. Esto significa, básicamente, que este tipo de músculos son capaces de trabajar en condiciones anaerobias, lo que convierte a los atletas en los que predominen este tipo de fibras en unas verdaderas máquinas de entrenar siempre y cuando se ejerciten su rutina empleando una gran cantidad de fuerza –pero en duraciones cortas-. Si perteneces a este grupo de deportistas, deberías hacer un hueco en tu rutina diaria para trabajar tu resistencia.

Fibras musculares de contracción rápida tipo IIa

Al contrario que el subtipo anterior, las fibras musculares de contracción rápida tipo IIa presentan una diferencia fundamental en sus propiedades. La velocidad, la fatiga y la producción de fuerza, sin llegar a ser tan notables como en las fibras musculares de contracción lenta, son bastante mejores que en las del subtipo IIX.
Los atletas que poseen este tipo de fibras son muy adaptables, y eso les convierte en unos “todoterreno”. No obstante, y a pesar de que los deportistas de élite con este subtipo de fibras musculares son capaces de trabajar hasta tres minutos seguidos sin fatigarse, también sufren una desventaja fundamental. Cuando entran en oxidación, pierden masa muscular, y por tanto fuerza.

Cada cuerpo tiene sus ventajas y desventajas, no te compliques demasiado

  • rotatore_42__1


  • rotatore_5__3

Ten en cuenta que nuestro cuerpo se compone, en la mayoría de los casos, de ambos tipos de fibras en cantidades muy similares, aunque dependiendo del músculo del que hablemos la cantidad de un tipo de fibra y de otro suele variar. El entrenamiento que realices puede determinar si ejercitas más una que otra, pero ten en cuenta que la genética y las hormonas también tienen mucho que ver en el tipo de deportista que puedes convertirte.
Por lo que a tu entrenamiento de CrossFit se refiere, simplemente varía tu rutina para trabajar ambos tipos de fibras musculares y no tendrás ningún problema para adaptarte a todo tipo de situaciones.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para mayor información:información sobre las cookies ACEPTAR