Incluso aunque no estés interesado en destapar tus abdominales, necesitas unos músculos abdominales fuertes para tener una postura correcta. Pero ¿Quién necesita una buena postura? Pues tú –no solo para esas veces en las que metes tripa para intentar impresionar a una chica, sino también para tener un buen aspecto en general para mejorar el rendimiento deportivo y para prevenir lesiones, además de para evitar dolorosos problemas estructurales que pueden hacerse permanentes y posiblemente debilitantes si no se corrigen a tiempo.

¿Cuál es tu postura cuando estás de pie? Mira el diagrama ”Puntos posturales”  para determinar si tienes un alineamiento correcto, o si doblas el cuello, la espalda o las rodillas.

Unos músculos abdominales fuertes son la base de una buena postura, como también lo son los músculos de la espalda. Los abdominales son importantes porque crean una presión intrabdominal que mantiene la columna estable desde el interior, y ayudan a mantener la pelvis con una ligera inclinación natural (la sección inferior de la pelvis se inclina hacia delante). El quiropráctico Michael Warner, DC dice ”los músculos abdominales juegan un papel integral en el mantenimiento de un ángulo adecuado en la zona sacrolumbar. Si los abdominales son débiles, el aumento de este ángulo incrementa el estrés de las unidades motoras posteriores en la zona lumbar. Lo siguiente que puede ocurrir es que las articulaciones y/o los discos pueden degenerarse prematuramente”. También hay que señalar que unos abdominales fuertes pueden soportar hasta el 40% del peso sobre la columna. Unos abdominales débiles dejan la barriga colgando, proporcionan un menor apoyo interno a la espalda baja y dejan que la pelvis se retraiga (y que los glúteos sobresalgan), lo que produce un alineamiento incorrecto y tensión en la espalda baja.

Sin embargo, unos abdominales fuertes no son lo único que necesitas para una postura correcta. Fíjate en los demás puntos del diagrama. Unos hombros y una parte superior de la espalda fuertes son especialmente importantes para los culturistas y para cualquiera que pase mucho tiempo ante un escritorio o un ordenador. No querrás terminar con una joroba. Los jalones dorsales y los remos pueden ayudar a contrarrestar esto, además de estirar hacia fuera los pectorales y los hombros. Una posición con la cabeza hacia delante puede conducir a un daño crónico en el cuello. Los ejercicios de cuello, una postura adecuada en el trabajo y puede que una almohada ortopédica pueden ser de ayuda. Si te preocupa algún aspecto relacionado con tu postura, consulta con un especialista ortopédico o con un quiropráctico. Toma nota sobre estos puntos posturales: En la posición de pie, las rodillas deberían estar ligeramente flexionadas, nuca hiperextendidas, y los tobillos deberían quedan alineados justo bajo las rodillas.

Una nota de atención a las mujeres: los zapatos de tacón pueden arruinar la postura, y llevar unos pantys altos para aplanar el abdomen puede debilitar la faja muscular natural.


PUNTOS POSTURALES

Una postura deficiente puede dañar tu salud y tu físico, mientras que una buena postura te proporciona un buen aspecto y te hace sentir bien.

  • rotatore_42__1


  • rotatore_5__3

CABEZA: Dejar caer la cabeza hacia delante puede causar dolores en el cuello, los hombros y los brazos además de dolores de cabeza y mareos.

HOMBROS: Los hombros redondeados pueden causar tensión en la espalda y en el cuello.

PECHO: Un pecho metido hacia dentro puede dificultar la plena expansión de los pulmones; en casos graves, podría afectar al funcionamiento del corazón y de los pulmones.

ABDOMEN/ESPALDA BAJA: La combinación de un abdomen protuberante y de una lordosis lumbar (espalda desviada) a menudo provoca dolor en la espalda baja.

CADERAS/PELVIS/MUSLOS: Un ángulo pélvico demasiado inclinado hacia delante o hacia atrás puede perjudicar la postura. Unos abdominales fuertes ayudan a mantener una inclinación pélvica saludable con todos los puntos posturales alineados.

RODILLAS: Las rodillas deberían estar ligeramente flexionadas y relajadas. Bloquear e hiperextender las rodillas estropea toda la alineación corporal y contribuye al dolor en las articulaciones y a la tensión en la espalda.

TOBILLOS Y PIES: Unos zapatos adecuados proporcionan un apoyo si se necesita, pueden corregir la inclinación hacia dentro o hacia fuera de los tobillos. Las ampollas provocadas por un calzado incorrecto pueden propiciar ciertas maneras de caminar que afectan a tu postura y a tu rendimiento.
La alineación incorrecta puede causar neuritis, ciática, fatiga, tensión en las articulaciones y dolor por todo el cuerpo.

Por Chris Lockwood para El Libro Completo de ABB de Muscle&Fitness

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para mayor información:información sobre las cookies ACEPTAR